Preguntas comprometedoras

Pregunta principal

Para su verificación, este artículo necesita más citas. Por favor, contribuya a la mejora de este artículo citando fuentes creíbles. Es posible que el contenido sin fuentes sea cuestionado y retirado. Localice las fuentes: JSTOR – “leading question” – noticias, medios de comunicación, libros y académicos (enero de 2009) (Para saber cuándo y cómo eliminar este mensaje de plantilla, lea las instrucciones al final de esta página).
Una pregunta capciosa, también conocida como interrogatorio sugestivo[1], es una pregunta que indica una respuesta específica o incluye hechos que el examinador quiere verificar en los sistemas de derecho común que dependen del testimonio de los testigos. Su uso en los tribunales se limita a la obtención de testimonios para limitar la capacidad del examinador de orientar o manipular las pruebas presentadas. Las preguntas capciosas pueden ser inapropiadas o apropiadas dependiendo de la situación.
Aunque no todas las preguntas de tipo “sí” o “no” son capciosas, muchas de ellas pueden responderse con un “sí” o un “no”. La idoneidad de las preguntas capciosas suele estar determinada por la conexión del testigo con el grupo que realiza la investigación. En el contrainterrogatorio (para evocar pruebas que el testigo puede no estar dispuesto a ofrecer), pero no en el interrogatorio directo, un examinador puede hacer a un testigo hostil preguntas capciosas (para “entrenar” al testigo a dar una respuesta concreta).

Las preguntas que conducen a la evidencia actúan

La tercera pregunta dará la respuesta más fiable, pero ¿por qué? Porque las dos primeras preguntas son capciosas, lo que significa que contienen o implican la respuesta deseada a la pregunta en el enunciado de la misma.
Problema: el entrevistador vuelve a contar lo que vio, lo que puede ser o no un reflejo fiel de la experiencia del usuario. Al entrevistador o al observador le puede parecer que el encuestado tiene dificultades para navegar por la web, pero puede estar determinando qué información es la más relevante, estar perplejo ante el reto o explorar diferentes áreas del sitio. La pregunta suele referirse a una característica de la interfaz de usuario conocida como navegación, que los usuarios pueden o no comprender, relacionar o utilizar completamente.
Problema: Esta pregunta, una vez más, da por supuesta la respuesta y asume que la navegación era el problema. También traslada la responsabilidad del sitio web al consumidor. Centra la pregunta en el comportamiento del usuario y no en los elementos del sitio que podrían haber influido en sus acciones.

Cómo evitar las preguntas capciosas

Una pregunta capciosa, en su nivel más básico, es aquella que, al ser innecesariamente sugestiva, lleva a un testigo a una conclusión particular. No sólo las distintas autoridades suelen discrepar sobre si una pregunta es o no capciosa, sino que hay ocasiones en las que una pregunta capciosa está permitida e incluso es necesaria. Esto implica a los testigos agresivos y a los testigos que están siendo interrogados, aunque también hay limitaciones en cuanto a cómo se puede formular una pregunta capciosa en cualquier caso.
En la mayoría de los casos, la pregunta “¿Vio usted a Michael a las 3 de la tarde?” se considera una pregunta capciosa porque sugiere el marco temporal en la mente del sujeto. El testimonio de los testigos oculares suele ser poco fiable debido a la memoria confusa, los falsos recuerdos y la subjetividad personal. La simple afirmación de una cualidad o importancia que varía de la realidad de lo sucedido puede llevar a un testigo a proporcionar información falsa, incluso sin que el testigo sea consciente de ello. La diferencia entre las 14:45 y las 15:00 horas en un juicio puede ser importante, pero la mayoría de la gente no lo considerará así. Esta pregunta debería formularse más bien del siguiente modo: “¿A qué hora vio a Michael el día en cuestión?”, dando a entender que el testigo ya había visto a la persona ese día en concreto.

Preguntas no capciosas

Una pregunta capciosa es aquella que incita implícitamente al encuestado a reaccionar de una manera determinada. Las preguntas capciosas suelen ser desfavorables porque conducen a datos inexactos o sesgados. Considere la siguiente situación:
Las preguntas capciosas pueden utilizarse de diversas formas en el periodismo. Un periodista, por ejemplo, puede exigir que se edite una determinada forma de respuesta junto con otro material. Como muestra el siguiente ejemplo, esto puede ser beneficioso o perjudicial.
Sin responder directamente a la acusación, esta pregunta suscita una respuesta tangencialmente relacionada. El ingeniero respondería con una afirmación amplia como “Creo que estas personas están equivocadas”. Esto da la impresión de que el ingeniero es evasivo e incapaz de dar una respuesta.
Las preguntas capciosas son especialmente peligrosas para los niños. Los niños están muy acostumbrados a recibir señales de los adultos y a adaptar sus respuestas en función de la formulación de las preguntas, según los estudios realizados2.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad