Como te explico que te necesito

🏅 Quién dijo que no sé cómo explicarte que debes preocuparte

Es fácil olvidar, cuando estás en medio de la redacción de un artículo, que en realidad estás escribiendo para otros. A menudo escribes para un público, lo hayas pensado conscientemente o no: a veces tu público es una comunidad muy genérica de lectores, a veces conoces a las personas que lo componen y a veces escribes para ti mismo. Te ayudará a tomar buenas decisiones sobre qué material incluir, cómo ordenar tus pensamientos y cómo apoyar mejor tu caso si tienes a tu audiencia en mente mientras escribes.
Imagina que escribes una carta a tu abuela para contarle tu primer mes de universidad, para mostrar la influencia del público. ¿Qué información e historias debes incluir? ¿Qué debes omitir? Ahora imagina que escribes sobre el mismo tema, salvo que tu mejor amigo es tu público. Si no tienes una abuela increíblemente genial a la que te pareces bastante, es probable que tus dos cartas sean muy diferentes en cuanto a material, estructura e incluso sonido.

🤑 Explícame o explícame

¿Le han despedido de su trabajo? Si es así, en una entrevista de trabajo te estarás preguntando cómo describir tu situación. Al fin y al cabo, es probable que salga el tema. ¿Cuál es la mejor manera de responder a la inevitable pregunta de por qué te han despedido? ¿Cómo describirías un disparo para que durante el proceso de la entrevista no te afecte negativamente?
Una de las preguntas más difíciles de responder en una entrevista es que te pregunten por qué te han despedido. En cualquier circunstancia, es incómodo hablar de la pérdida del trabajo, y es aún más difícil cuando intentas justificarlo ante alguien que esperas que te contrate.
Por supuesto, lo primero y más importante es que quieran saber que no te han despedido por alguna mala conducta atroz, como hacer trampas. Pero más allá de eso, querrán reconocer que el problema ya no es una preocupación y que puedes asumir la responsabilidad de tus acciones y mostrar un progreso personal y profesional.
También es importante ser sincero. Si tiene la tentación de ofrecer una razón distinta al despido para dejar su empleo, sepa que durante la búsqueda de referencias, su antiguo empleador podrá revelar la razón de su despido. Tenga en cuenta, además, que si el engaño queda al descubierto, ser engañoso durante el proceso de contratación le llevará a no recibir una oferta de trabajo, a que se la retiren o a ser despedido.

👼 No sé cómo explicarte que debes preocuparte por los demás

DEBES estar preparado para cerrar el trato de una oferta de trabajo con un resumen sucinto de las principales razones por las que te han elegido. Aunque el entrevistador no le formule una de estas preguntas con tantas palabras, debe estar preparado para hablarle de usted y compartir las principales razones por las que es la persona adecuada para este trabajo.
La tarea del entrevistador es emplear al mejor candidato para el puesto. Para el trabajo, la mayoría de los solicitantes que llegan al proceso de entrevista son elegibles. El candidato ganador, sobre todo en un mercado laboral muy competitivo, debe ser más que elegible.
Para la empresa, cada contratación es un peligro. Al recomendar la contratación de un candidato concreto, el entrevistador también estaría asumiendo un riesgo personal en su carrera. El entrevistador parece brillante y recibe una palmadita en la espalda si el candidato tiene un buen rendimiento (y quizá una mayor bonificación anual).
El entrevistador queda como un tonto si el candidato resulta ser un fracaso (no trabaja bien, no se lleva bien con el equipo, deja el trabajo antes de tiempo, etc.), y su credibilidad profesional se resiente.

🔔 Por qué no puedo explicar las cosas con claridad

“Explícame” es incorrecto (como se indica a continuación, y con las excepciones señaladas), pero es un giro extremadamente común entre los hablantes nativos de lenguas románicas y eslavas, y quizá también de otras lenguas.
Explicar es generalmente monotransitivo en el sentido de que sólo suele ocurrir con un único objeto directo, como en “Ahora explicaré los misterios del universo”. Si queremos anunciar quién va a ser el destinatario de esa sabiduría, tenemos que usar una frase de preposición y decir ‘Ahora explicaré a la multitud reunida los misterios del universo’.
De ello se desprende que la expresión “Explícame” sólo puede ser, y de forma muy improbable, una invitación a ampliar la personalidad del orador de forma que todos podamos comprender mejor sus acciones. Por otro lado, “explícame” requiere un objeto directo para tener algún sentido, como “los misterios del universo”. Puede haber algunas situaciones en las que se omita, convirtiendo el pronombre en objeto indirecto, pero no son numerosas en el inglés contemporáneo.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad